La actuación policial y la campaña en Oklahoma ocupan la agenda de Trump